¡Es una ganga! para el Rolero de Hierro 2009


Antes de tiempo, pero sin mucho que pudiera hacer en ese espacio restante, entregué mi juego para el Rolero de Hierro 2009. Ayer decidí que se llamaría ¡Es una ganga!

Este año fue rara la competencia para mí. Como ya marqué, las palabras no me inspiraron y las limitaciones no fueron tan limitantes, locas y limadas como esperaba, lo cual me terminó limitando por la falta de ideas.

Así que todo lo que se me ocurrió fue esto, que, sin embargo, en conjunto terminó siendo algo bastante entretenido. Me gustó el resultado, aunque no el proceso de creación.

Este año la semana de creación del juego se me planteó complicada por los horarios. El miércoles estuve ocupado toda la tarde, y a la mañana tampoco pude hacer nada. El sábado por la tarde tampoco pude hacer mucho. Dejé de lado otras cosas no urgentes, pero cuando tenía que sentarme a escribir, no tenía ganas.

Al principio la idea del juego se me presentó demasiado nebulosa y por eso perdí tiempo y ganas peleando con algo que no sabía que era. Para el miércoles/jueves, creo, ya tenía una idea más firme, y si hubiera tenido más tiempo y ganas hubiera podido entregar algo más completo y sólido. (Pueden ver cómo progresó el concepto acá. Me siento muy contento por la cantidad de feedback, ahora que lo veo todo junto me doy cuenta de la dimensión que tuvo. A veces era casi un chat.)

Para colmo, ayer tuve cena familiar y hoy asado, lo cual me dejó con sueño y dolor de panza por tanta comida. Cuando me levanté, todavía algo aturdido, me di cuenta de que el límite del concurso eran las 24 GMT y no las 24 de Argentina. Había hecho mal mis cálculos porque toda la semana pensé que tendría libre la tarde del domingo. Así que rejunté lo poco que tenía en la cabeza, lo metí y bueno, lo mandé. (Aquí pueden verlo entre la lista de juegos entregados.)

¿Qué quedó? Un juego de rol para un solo jugador, que no usa dados, en donde el jugador tiene como personaje al dueño de una tienda de un mercado callejero de medieval. Sea lo que sea que vende, debe competir con otros tenderos que venden lo mismo dentro del mercado, para hacerse con una posición estratégica que le permita superarlos definitivamente. Para ello debe hacer uso sabio de su dinero, y de las cosas que sus hijos e hijas pueden hacer.

Puede parecer un juego de tablero, pero de hecho no tiene tablero. Descarté la limitación "Sin hoja de personaje" porque la necesitaba para el concepto: hay que llevar la cuenta de varias cosas.

A ver cómo termina todo, pero ya veo que mucha gente que decía que no llegaba finalmente entregó. Algo muy bueno.

5 comentarios:

Lobo Gris dijo...

Felicidades, mi amigo. El tuyo fue uno de los juegos que más esperaba poder ver terminado. Creo que el proceso fue bastante tortuoso, pero hay ocasiones en las que lo que importa son los resultados, no cómo llegas a ellos.

Capitán Hidalgo dijo...

En algún momento temí no llegar o no tener ideas; después temí no poder votar o reseñar, cosa que ahora estoy haciendo. Por suerte no ha sido tan malo.

Gracias por el comentario, a ver que opinan todos de este y otros juegos.

Mauro dijo...

Felicitaciones por el resultado alcansado. Me ha gustado mucho, y el saber que sea jugable de a varios me ha emocionado mucho por que supe que lo quería jugar con un grupo desde que lo comenze a leer.

Mauro dijo...

El saber que lo vas a ampliar para que sea jugado de a varios.

Error de redacción, jeje

Capitán Hidalgo dijo...

Pequeña diferencia. De hecho es más fácil dejarlo para varias personas, porque al estar la interacción librada a los jugadores, simplemente se puede quitar toda la parte aleatoria de losoponentes y reemplazarla por sistemas mucho más pequeños y sencillos. A menos que me quiera jugar con algo más elaborado como alianzas y treguas.

De puro vago, me siento muy tentado a hacer eso y olvidar totalmente la parte en solitario. Pero como ya hice la mayor parte de ese subsistema opcional, es lo de menos.