No desmerecer los esfuerzos


Como en años pasados, se ha dicho en algunos foros que Leyendas ha perdido lo rolero, que ahora es todo manga y anime, que los organizadores no piensan en el rol, y todo eso.

Sí. Puede ser. Pero no rompamos nada. Todavía.

Hay que saber ver los pequeños éxitos, y los esfuerzos que se hacen, aunque estos podrían ser mayores/mejores. Y el caso de los juegos de rol en Leyendas (cuya décima edición ya he anticipado en este blog) es uno de esos casos. Sí, hubo años en los que había 16 mesas de rol. Los he vivido. Estuvieron geniales (o así lo vi yo en ese momento). Pero no sé si había más o menos manga/anime. No sé si tienen que ver uno con otro.

La convención no puede ser toda de rol, ni toda de anime, ni toda de disfraces. Habrá un lugar para cada cosa. Cuando éramos 16 mesas, nos ponían en lugares horribles, donde no se escuchaba nada. A veces, no pocas, las mesas no se llenaban y los masters, como yo, nos metíamos en otra mesa (recuerdo una en la que les dirigí a dos o tres Djs más, creo). No pocas veces vi jugar (y sufrí) gente "obligada" por los organizadores a sentarse en mi mesa. Convencidas a último momento de llenar un espacio que tal vez no buscaban. Y que, a veces, no podían llenar porque debían hacer algo más en la convención.

Así que en lugar de ver lo malo, trato de ver lo bueno. Y el reverso de lo que ya mostré en este blog, que recién ayer descubrí:


La convención ha logrado poner la frase "juegos de rol" en una tarjeta de transporte público. Adelante y atrás. Literalmente miles de personas leerán eso, aunque no vayan: somos una ciudad de casi 1 millón de habitantes con un enorme conurbano, y estas tarjetas de dos viajes se usan diariamente a toneladas. Juegos de rol aparece de segundo, en el título de la jornada y luego en el conteo de actividades a realizar...

¿Eso es poco? Para nada. Es un montón de publicidad gratuita para una actividad que antes estaba encerrada, estigmatizada, sectorizada, ignorada.

¿Podría ser mejor o mayor? No sé si por agregar dos, cinco o diez mesas de rol más, sería mejor. Si luego quedan vacías, ¿de qué sirven? Mi experiencia me marca que hay un límite de personas que juegan en esos días. Tal vez los organizadores descubrieron lo mismo.

Sí, las convenciones de este tipo sirven para meter gente nueva, reencontrarse con la que estaba perdida, etc. etc. Pero no todo el mundo va a sentarse a jugar. Lo que está genial es que todos te ven hacerlo, y de pronto dejas de ser una supuesta secta o "tribu urbana". Y eres el compañero de estudio o trabajo que tiene dados raros en su casa, y ahora saben para qué los usas.

3 comentarios:

Lobo Gris dijo...

No soy ninguna autoridad del tema, pero mi intuición me diría que precisamente un exceso de mesas sería más perjudicial que benéfico.

Si tú pasas y ves un evento donde hay mesas vacías, lo primero que te vendrá a la mente es que no es una actividad demasiado interesante, y que a casi nadie le gusta. Ergo es posible que desconfíe y no me sienta muy seguro de acercarme.

Si por el contrario ves una o dos mesas solamente, pero las ves llenas de gente, gritando, riendo y divirtiéndose, es más probable que me acerque por curiosidad para averiguar qué demonios están haciendo que están tan divertidos...

Capitán Hidalgo dijo...

Totalmente de acuerdo. Tengo mucho kilometraje de convenciones y jornadas, grandes y pequeñas y puedo ver esas cosas.

Muchos roleros/as vienen en grupo y ocupan toda la mesa, o casi toda. Pero son casos relativamente raros; por otra parte eso no ayuda a "desperdigar el rol", porque si ya son roleros, ocupan el espacio de otros que a lo mejor están interesados y no pueden jugar.

Por otra parte, los no roleros no siempre vienen en grupo; si es así no todo el grupo querrá jugar. Pocos se anotan en mesas vacías, porque tienen miedo de quedarse sin jugar si no se llena.

La experiencia me marca justamente eso. Los no roleros no se suman fácilmente a una mesa. Y, a diferencia de los roleros, que han perdido la timidez y se meten en mesas llenas de desconocidos, la mayoría de los no roleros "teme" sentarse en mesas con gente que no conoce. Mucho menos para hacer algo que tampoco conoce.

Es todo un problema.

Damian.D.D dijo...

Con el tema de leyendas lo veo como barco fantasmas navegara a la deriva para siempre Pero destaco lo de las tarjetas creo que en la ciudad no existe una publicidad mas grande que esa la tarjeta es un elemento vital para todo el ciudano hasta si no la compras la podes ver tirada en algún lado o alguien te comentara que la vio