De fracasos, desafíos y alternativas


El otro día leía este artículo en Against The Shadow y no podía dejar de estar de acuerdo con muchas cosas. O casi todo. O todo, vamos.

En primer lugar, decir que ese cuestionamiento ya me lo había hecho, en parte por mi descubrimiento de los story games y de cosas que yo observaba personalmente en las decisiones editoriales acá y allá. También lo habíamos debatido ya, brevemente, en el foro del club.

Es cierto que la industria ha fallado en dar opciones. Los clones de D&D y todo lo derivado, lamentablemente, son la gran mayoría del mercado, junto con original. Y si bien soy de los que creen que el rol nunca será masivo, sí creo que se podría hacer mucho, mucho más para acercarlo a muchas otras personas. Mi objeto de comparación son los juegos de mesa tipo TEG (RISK argentino), Estanciero, juego de la oca, y muchos otros clásicos. Todos los han jugado alguna vez ( o al menos todos los que tengan 20 para arriba, más o menos: las generaciones de ahora ya están perdidas). Ese sería el escenario ideal del rol: que unos pocos lo jueguen mucho, pero que haya muchos que lo jueguen, al menos, un poco.

Se da el argumento de que las empresas de rol, al menos en España, se han multiplicado. ¿Pero eso qué tiene que ver con jugar rol? Lo he dicho antes. Detecto a muchas editoriales que se gastan en sacar los super-mega-archi-manualote de 400 páginas a todo color que luego sale 50 euros (que no sé si es caro en España, pero aquí en mis pagos con eso comes un par de semanas).

¿Se juegan esos juegos? ¿O son simples libros de ilustraciones con reglas dentro? Y que conste que no me compraría un manual de rol que sistemáticamente sabotea su apartado gráfico, pero hay que tener balance: todo balanceado hacia arriba.

Si no se juegan, que es mi hipótesis, entonces estamos mal.

Como dice René y yo también opino, y otra gente que conozco, la industria del rol no se ha adaptado. Y no lo ha hecho en varios aspectos, que desglosaré después de cenar...

[una hora después]
  1. costos. Esto tiene que ver indirectamente con lo que dije antes sobre los manuales de 50 euros que son invendibles fuera de Europa. Irónicamente ahora ni los yankis los pueden comprar. Se repite hacia otra parte lo que toda América Latina, un mercado de millones de personas, ha vivido desde siempre.
    El buen uso y la estrategia de los PDFs, Internet y otras cosas (Lulu y otros POD a la cabeza) pueden ayudar a bajar el costo. En ese sentido editoriales como Nosolorol han hecho avances, aunque me cuentan que los costos siguen parecidos y no han hecho mucha propagada de la iniciativa.
    Otra forma de bajar los costos es, sencillamente, pensar juegos que no consuman tantas páginas (a color en papel ilustración, para peor). Lo que es parte de otro punto.

  2. inserción en Internet. Mucho más que tener un portal caro diseñado en Flash. Realmente insertarse en la vivencia rolera del comprador. Ayudarlo, promover el uso de suplementos, de reglas caseras, incentivar a que pregunte. Acá tal vez Wizard ha hecho lo suyo, pero lamentablemente las editoriales chicas, muchas veces, olvidan que hay opciones mucho menos costosas y se quedan en el molde.
    Hay que usar la creatividad. Acá no hay recetas mágicas y suena hipócrita que diga que hay que hacer algo... y no diga qué. Pero justamente desde mi pequeño punto de despegue estoy tratando de buscar maneras de lograr algo a mi escala.
    La inserción en Internet implica también la inserción del rol en otras tecnologías, lo cual nos lleva a...

  3. nuevas formas de juego. Hace tiempo leía sobre una novela hecha para leer en celulares. Leía sobre miniepisodios exclusivos de ciertas series para ver en celulares. Leía sobre concursos de cortometrajes grabados con celulares.
    ¿Porqué carajo no hay un juego de rol para celulares?
    Claro, también imaginé algo así. Una de esas ideas que pienso hasta en lo técnico y luego quedan ahí porque debería ir a patentarlas en lugar de tratar de hacerlas. Pero ahora que casi todo niño/a o adolescente tiene celular... ¡La de plata que se puede hacer con un pseudoRPG! Y digo pseudo porque creo que con mensajitos de texto y cosas así sería difícil hacer uno en serio. Pero sería un comienzo para mucha gente.
    Eso es solo un ejemplo de algo que se podría hacer. El punto también se anota con respecto a otra característica del rol: que requiere tiempo de preparación, especialmente para el DJ, y que en una época acelerada, en donde los adultos casi no tienen tiempo, eso hace que se decanten por las cartas o el tablero. Eso solo es cierto en juegos de rol tradicionales. ¿Porqué no crear juegos de rol más rápidos de jugar, más sencillos de reglas y que no requieran tanta preparación?
¿Nos salvará el hecho de que el rol se venda mucho? No sé. Lo bueno del rol es que puedo tomar la vieja caja roja de D&D y jugarlo. A diferencia del Frostbite, juego de Spectrum que ya no puedo jugar por causa de la incompatibilidad de la tecnología (aunque existan emuladores, no siempre sirven), me pueden regalar el RuneQuest de la primera edición y darle a los dados.

Para el jugador, esto es bueno. Puedo tardar años amortizando algunos manuales. Soy ejemplo viviente de eso.

Y de comprar manuales que luego no uso. Para las editoriales, eso es bueno. Porque implican que ahora el rolero ya adulto, de las generaciones viejas que se casó, tiene trabajo y un auto, puede comprar esos manualotes de 400 páginas a color que salen 50 euros. La serpiente se muerde la cola. Pero los mercados capitalistas obedecen las leyes de la termodinámica. Esa gente que compra y lee, sí, tú y yo (pues soy culpable, como muuuchos, de no tener tiempo y/o grupo de juego estable) puede no comprar mañana. No lo necesitará.

Si se queda sin trabajo, no compra más. Si se casa y hay que comprar la casa, no compra más. Si tiene un hijo... pañales en lugar de rol. Si su grupo de juego se desarma, ¿qué sentido tiene?

Y si encuentra un grupo de juego estable, se gastará la plata en ese solo juego que están disfrutando ahora. Y tal vez ya haya comprado todo lo necesario (como yo hice con Pendragón en su momento). Tal vez se quede con tu edición anterior de saldo y no salte a la nueva edición de 50 euros.

Y aquí volvemos a otra serpiente que se muerde la cola. 4º edición, tan criticada como alabada. Como pasa con Micro$oft, mucha gente ya se está cansando de sus jueguitos. Lamentablemente no hay opciones fuertes, pero con la OGL han aparecido alternativas a lo Linux. Incluso con la nueva GSL, estas editoriales, si son astutas, pueden hacer una movida interesante.

Pero más allá de eso, está una gran pregunta que siempre me gusta hacer, un poco para provocar: ¿Qué pasa si el papi Wizard un día de estos se muere? ¡Apocalipsis nuclear rolero! Sí claro, como Hasbro es dueña del lugar, pareciera que es invulnerable. Pero nada en el capitalismo lo es. ¿Qué ganancia da realmente Wizard? Yo creo que solo mantienen el RPG porque les da espacio para el juego de miniaturas. Y que 4º edición se parezca cada vez más a un juego de miniaturas (o eso he escuchado y leído) da que pensar.

¿Qué cosas tiene dentro la franquicia D&D? Dos películas mugrosas, que no gustan ni a los fans del juego. Un videojuego por Internet que no tiene mucha recepción... y sí, mucha tradición de otros videojuegos excelentes, y muchas novelas, pero todo el mundo sabe que lo que mueve la plata ahora, incluso más que las películas, son los MMORPGs. O como sea que se escriban.

¿Es irreal pensar en Hasbro perdiendo D&D? No. Cosas mucho menos peores han pasado a nivel empresarial en todas partes. Con la recesión en puertas de EEUU, el día de mañana D&D muere...

¿Y qué sería del rol sin D&D? ¿Han pensado eso seriamente?

7 comentarios:

zonk/PJ dijo...

Hombre, eso ya pasó una vez hace bastante tiempo. TSR quebró y hubo otra empresa que compró los derechos. Es bien posible que algo así pasase ahora. Si Hasbro ve que D&D deja de resultarle rentable es posible que se deshaga de el...
Y aunque eso no sucediese no creo que fuese algo malo, sino bueno. Las editoriales lo suficientemente listas podrían suplir el supuesto hueco dejado por D&D...

Tordek dijo...

Bah, que muera D&D de mano de Wizards no es mucho mi lío. Me encanta Magic, pero hace años que no compro una expansión (que no implica que no lo haría cuando tenga plata para hacerlo). Pero siempre me quedé con las reglas de AD&D2.
Que una empresa saque "3.5" a sólo meses de 3(.0) era ya sospechoso...

Capitán Hidalgo dijo...

Sí, lo recuerdo, pero el tema es ver qué otra empresa tomaría la posta. Es cierto que D&D es una apuesta segura, pero hay que ver qué pasa con la 4º edición. Yo creo que la empresa puede acumular fallos que luego, en una emergencia, hagan menos atractiva la compra. D&D solamente vende libros impresos, no se ha diversificado. En ciertos escenarios económico posibles, eso es malo, porque como digo, la plata grande está en otra parte.

Podría ser bueno o malo, todo depende justamente como dices, que las editoriales sean astutas y encuentren la manera de salir adelante. En ese punto es determinante lo que harán ahora las grandes que usaban la OGL. Yo creo que deberían quedarse con 3.5 y hacer la resistencia. Pase lo que pase con D&D, eso sería para frenar el tirón monopólico.

Dogui dijo...

Algunas cosas sobre D&D.

Si Hasbro no lo quiere, creo que la cola para comprar los derechos tiene una extensión de acá a la luna ida y vuelta. D&D no va a desaparecer, y creo que ni 4ta ni 4.3 pueden ser tan malas como el caos que reinaba en los últimos días de TSR. Por cierto, la idea de lanzar una ambientación con 3 libros por año me gusta y mucho. Especialmente si reflotan algunas de las grandes ambientaciones como Dark Sun, Spelljammer, o Planescape.

Sobre los derechos de la OGL, GSL, DNI y FTP... D&D es de Wizards. Si ellos quieren que los demás hagan cosas o si no lo quieren, lo deciden y listo. No nos olvidemos que D&D no es "del pueblo" ni nada por el estilo. Tiene dueño, y puede hacer lo que quiera con él.

Y para corregir a Tordek, creo que su exageración se está haciendo muy común, especialmente entre grupos que siguen jugando a 2da edición. 3ra se lanzó en el 2000, y 3.5 no apareció hasta el 2003 por lo menos. Y esos 3 años fueron sin dudas los que más jugué rol en mi vida. De hecho, jamás compré un manual de 3.5 no por rabia o ideología, sino porque la gran mayoría de los cambios de 3.5 no me convencían. Sí, para algunas cosas ya tenía mis house rules, y otras eran simplemente estúpidas.

A mi lo que más me preocupa de que en España se "multipliquen" las empresas es la calidad del material. Si, lo sé, todos estamos a favor de la creación de nuevos juegos y en contra de que sigan simplemente traduciendo material norteamericano. Pero también hay que ser sinceros y tener en cuenta qué cosas se están publicando. Hace poco vi The Furious, un juego desarrollado para el RdH, en venta en Lulu. Y ese tipo de cosas no pueden ayudar a nadie. El juego estaba lleno de errores importantes de diseño, de gramática, de ortografía. Con suerte se habrá jugado 3 veces, sin mencionar algo de playtesting. Y hay mucha gente apurada por publicar sin pensar qué. No pasa solo entre los hispanoparlantes, también sucede afuera. Personas preocupadas por tener un juego impreso para tal o cual convención que llega en 4 meses. ¡Pero mierda! ¡Si en 4 meses no se puede hacer el playtesting ni del Ludo! Y eso no incluye los grandes cambios que surgen luego de las pruebas.

Creo que eso es lo que veo venir. Muchas empresas pequeñas, hechas por roleros para roleros, con material original y en nuestro idioma. Excelente.
Pero ojo con el material que se publica. Que cualquier amigo del autor hace reseñas poco comprometidas, y con eso simplemente despachamos el dinero por la internet para encontrarnos con algo que ni siquiera tiene un índice decente.

Perdón, me dejé llevar parece.

Marc0 dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por mi blog.

therooter.blogspot.com

Un abrazo.

Capitán Hidalgo dijo...

Bueno, tengo que decir que por ahí exageré algo con el tema de los derechos de D&D, pero en el capitalismo de ahora, creo que todo puede pasar.

Por otra parte, nadie más dice nada del resto del texto... ¿o es que no lo leyeron o están totalmente de acuerdo? :D

René López Villamar dijo...

Lo mejor que le podría pasar a D&D es que Wizards se deshaga de él. El juego es demasiado pequeño para esa empresa.

En cuanto a lo que comenta Dogui, a mi no me preocupa la calidad del material. Podemos darnos el lujo de tener más material aunque sea malo. Incluso eso va a ser en beneficio del rol.