Olas que golpean la costa


Ayer estaba reflexionando sobre lo que ha acontecido en el mundo rolero virtual hispanoamericano en estos meses.

Las cosas se han sucedido como en una catarata, o mejor, como la condensación de algo que ya era un vapor previamente. Toca algo frío, y se decanta.

Primero, la creación de SAS. Y todo lo que vino al instante, porque no fue uno de esos foros que se abren y arrastran la herencia (y los usuarios) de otro. En ese lugar llegaron a levantar la mano rápidamente gente de todas partes y todas las experiencias, y al instante ya teníamos más que un foro, una comunidad, con buen ambiente para charlar y con una moderación inexistente por innecesaria, más allá de cuestiones técnicas.

Después vino el Rolero de Hierro 2008, iniciativa consensuada entre todos, cosa, creo, un poco rara de ver, en donde un grupo pone sus reglas, juega y decide ganadores por voto popular, sin DJ que digite las cosas desde arriba (sí, se puede). Más allá de la buena calidad de los juegos presentados, lo que generó, creo, fue un despertar.

Tampoco se puede saltar la traducción de La Sombra del Ayer, proyecto colaborativo que duró lo suyo y dio excelentes resultados, y la actual traducción de Donjon, que si bien es algo más personal, porque involucra a menos personas, también está dando que hablar en otros foros. Y espero, darán más que hablar en el futuro.

Y ahora caen también el Concurso Crea tu juego deRol, en su edición 2008, y el 1er Concurso "CreaFUDGE" de Demonio Sonriente, en el mismo mes (aunque el primero dura un mes y el segundo, dos). Así, de la nada.

¿Qué es esto? Una ola de diseñadores de rol en castellano, con un gran ingrediente indie. Como digo antes, algo que evidentemente ya existía, pero como una niebla inmaterial que estaba en todas partes y en ninguna. Porque el diseño siempre había estado relegado en foros y demás lugares virtuales, porque era supuestamente minoritario, solamente apto para los roleros de experiencia que se ponían a toquetear sistemas comerciales. Yo mismo he remado desde hace tiempo, cuando años atrás fui miembro de Embryo, primigenia lista de correo (principalmente española) de diseño de juegos de rol, y cuando hace mucho menos tiempo participé en CreaRol, una lista que, creo, también contribuyó en algo al tema.

Ola tras ola que golpean la costa. Y no parece que se vaya a detener, mientras haya autores como los concursantes del Rolero de Hierro 2008, traductores maniáticos como Dogui y René, maquetadores exquisitos como J y gente que, como Zonk, se gastan la camiseta para hacer que se publiquen juegos.

Porque en realidad, todo se traduce en eso. Sacar juegos. Sacarlos al sol, si quieren verlo así. Más o menos verdes, pero sacarlos. Pienso en mi cosecha de zapallos que está desbordando la casa, y algunos sí salen verdes, pero al sol se maduran. De otra manera se pudren acá o allá, sin que nadie los vea.

La cosa no es hacer concursos en donde los juegos ganadores o perdedores terminan igual de enterrados. La cosa no es, ni siquiera, hacer concursos. Aunque esto es una parte, no podemos vivir de concurso en concurso. Termina dándose la coincidencia, el solapamiento que ya hay (accidental y sin ninguna mala leche) o la saturación, tanto de los concursantes como del potencial público.

No. La cosa es sacar juegos al sol. Crearlos, concursar con ellos, traducirlos, crearlos en colaboración con otros, "mejorar" los que antes no nos gustaban... publicarlos. No importa si hay dinero o no de por medio, que de todas maneras no habrá nunca mucho (o eso dicen). Pero sacarlos al sol. Lanzarlos a las olas para ver a qué costa llegan. Porque de seguro llegarán a alguna parte.

Realmente me da gusto estar viviendo estos tiempos interesantes en los que se ha metido el rol en castellano.

3 comentarios:

zonk/PJ dijo...

Y lo que nos espera, que no paramos de maquinar :D

¿Qué puedo decir ante semejante pedazo de entrada? ¡¡Pues que estoy completamente de acuerdo!!

La cosa es sacar juegos al sol. Crearlos, concursar con ellos, traducirlos, crearlos en colaboración con otros, "mejorar" los que antes no nos gustaban... publicarlos.

Eso es toda una declaración de principios a la que me suscribo. ;)

Dogui dijo...

Lindo post che. Ya te lo están enlazando y todo...

Espero que dentro de uno o dos años todo esto sea una impresión correcta de lo que se viene, y no puro optimismo.

(¡aunque el optimismo ayuda a que todo salga bien!)

Capitán Hidalgo dijo...

Pues yo creo que no es solamente optimismo. Sí, puede ser que la gran ola se estrelle, porque a veces se pierde el momentum inicial y no siempre se puede mantener la misma presión. Pero creo que si seguimos, abriremos una brecha en el rol de siempre, haciendolo más conocido y todo eso.

Me ha llamado un poco la atención que se adhirieran al post y lo enlazaran y eso. Principalmente porque lo escribí luego de tomar algunas decisiones personales, de dedicarme con más ganas a las cosas que me gustan, y de pensarlas en serio y no solamente como pasatiempos. Es decir, era más una declaración de principios personal :D y me alegra que la compartan otros. Por una vez en mucho tiempo siento que no solamente estoy en una ola sino que de alguna manera yo ayudé a crearla y ahora tengo algo de oportunidad de fortalecerla y enfocarla más.

Y a eso apuntan mis maquinaciones presentes, que no solamente los demonios maquinan :D