Ideas simples (II)


Por lo general, me gusta crear partidas pensando en dos partes. Por un lado, todo aquello que puede afectar a cada uno de los personajes, lo relacionado con sus historias, problemas actuales, etc. Y por otro lado, lo que se conoce como trasfondo: esas cosas que de todas maneras van a suceder, la actividad que sucede independientemente de los personajes (aunque ellos puedan elegir involucrarse en ella). Es una de las formas más típicas de pensar una partida.

Claro que como todo, tiene sus problemas. Uno debe pensar en la mayoría de las opciones que los jugadores pueden elegir ante lo eventos planteados, y no siempre se acierta. A veces se eligen opciones inesperadas, o incluso opciones que ni siquiera uno había desarrollado. Y uno se queda con varios PNJs armados, con partes del escenario que no sirven y otras partes que hay que montar con prisa, para no mostrar la hilacha.

Menciono lo de los PNJs porque es algo que, a mí personalmente, me lleva un tiempo. Los escenarios los tengo en la cabeza, no necesito anotarlos. Pero sí, por una manía personal, debo tener anotados los datos de los personajes, especialmente los numéricos y referentes al sistema. Cuando dirijo, me apuro o invento mal los datos, y sabiendo eso, prefiero estar preparado.

Como decía antes, esto me llevó a pensar, el otro día, en una opción: la del reciclado de PNJs. Después de mucho dirigir en mesas estables (en realidad no tan estables) y en jornadas, creo que es lo mejor. No crear "el comerciante de partes de droides que conocerán al tratar de participar de la carrera de pods" sino "un comerciante de droides". Y punto. Si luego los jugadores no lo encuentran, porque deciden no participar de la carrera, o porque crearon tanto desastre matando stormtrooper que las autoridades imperiales cancelaron el evento, pues a guardarlo en la carpeta y listo (después de todo tengo muchas y las estoy desperdiciando). Y así con los mercenarios, espías imperiales, agentes encubiertos de la Alianza Rebelde y todo lo que haya.

Con el tiempo iré acumulando personajes de todo tipo; además nada me impide llenar mis ratos libres armándolos, sobre todo ahora que se siguen cancelando partidas. Así ya solamente tendré que plantear la situación: "entran a una tienda y... (sonido de papeles) encuentran a una mujer limpiando los estantes". Y podré librarme de tener que pensar en los detalles menores.

4 comentarios:

Erekibeon dijo...

Creo que la cosa puede ser aún más sencilla si te lo propones.

¿En qué se diferencian realmente un guerrero gran-trasgo de un guerrero humano? Pues en las orejas y en la cara, pero por lo demás podrías usar el mismo bloque de estadísticas para ambos y los jugadores no lo notarían, fijo.

Vamos, que eso de acumular estadísticas para tener un "fichero de PNJs" me ha dado mucho repelús... Yo sólo me curro las estadísticas de los PNJs importantes, del resto ni me molesto.

Un saludo!

Capitán Hidalgo dijo...

El problemita es que soy detallista y quisquilloso y quiero recordar los dados que tiene el cantinero en disparar, por las dudas :D Me gusta que el fondo de la partida se mueva, esté vivo, y eso implica montar a veces eventos muy pequeños pero que pueden llevar a tiradas y eventos mayores.

Y además hay que recordar las reglas y las limitaciones por raza de ciertos juegos.

Ojo, que es muy similar a lo que quiero hacer, muchas veces los límites raciales son muy similares y no molestaría en nada.

Erekibeon dijo...

Ejem... entonces ¿estás seguro de querer ideas simples? Porque si eres detallista y quisquilloso... ;-)

Podrías crear un único bloque de estadísticas común a todos los tenderos, y al lado un listado enorme de nombres por si necesitas uno para el que tienen los PJs delante en ese momento. ¿Qué más da si el herrero y la boticaria, con los que los personajes van a interactuar una vez en su vida, tienen los mismos puntos de vida? ¿O que tengan exactamente los mismos puntos de habilidad en Artesanía: botica y en Artesanía: Herrero? Los jugadores no lo notarán y podrás ahorrarte un trabajo que les pasará desapercibido.

Yo incluso voy un poco más lejos. Al fin y al cabo, las tiradas que necesitarás hacer con esos PNJs genéricos van a ser muy concretas. En el ejemplo de los tenderos quizás detallaría algo de regateo o de tasación además de su oficio... y poco más. Dudo que sea realmente necesario detallar todas las habilidades, todas las posesiones, todas las dotes, etc etc porque si unos PJS expertos en lidiar y combatir monstruos deciden atacar a un humilde tendero, poco puede hacer salvo huir antes de que le maten.

Esto es, a menos que este tendero en cuestión sea un ex-combatiente de no se qué que quieras que se oponga activamente a los PJs... en ese caso cogería las estadísticas de un guardia genérico para el combate, jejeje.

Y todo esto es compatible con tu esmero por hacer que el fondo de la partida se mueva. Basta con apuntar el nombre del tendero que se encontraron y qué pasó, y si en el futuro se vuelven a cruzar sus caminos hacer los ajustes pertinentes, si es necesario, claro.

En definitiva, el detallismo de tus partidas no tiene por qué centrarse en los mecanismos del juego para hacer un PNJ menor distinto de otro. Puedes crear infinidad de caracteres, de apariencias, de motivaciones y que todos ellos compartan los mismos "huesos", y eso no estropeará la partida para nada.

Capitán Hidalgo dijo...

En primer lugar, aclarar que lo de detallista lo decía porque en SW hay ciertos límites y cosas por raza, entonces no es lo mismo un tendero droide que un humano o un bothan. Más que nada por eso. Puede darse que tenga un PNJ de una raza que en esa zona se supone que no debe haber, entonces debería tener otro más o menos parecido para compensar.

En todo lo demás, tienes razón y lo tendré en cuenta. Es que tengo relativamente poca experiencia en campañas, y en las partidas sueltas siempre noto que, si bien le doy mucha importancia a lo narrativo, a veces es tanto que olvido ciertos temas. Y tenerlos bien anotados (me gusta el "truco" del tendero ex-soldado, que en SW pega para muchas cosas) es una cosa que ayudaría mucho.

Lo que voy a hacer, en todo caso, es tener los PNJs anotados en hojas de las de la 1º edición, que son chiquitas, para que no estorben tanto, mientras los PJNs importantes y PJs estarán en las hojas grandes. Así también me ayudará a tomar dos o tres hojas y "armar" el personaje en el momento sin tener que moverlas mucho.