Dulce fracaso


Bueno, como lo había anticipado, no gané nada con Ojos de plata en el concurso al que lo presenté, en España. Pero no me quejo, había una competencia enorme, de 80 novelas, y además parece que todas de buen nivel. Además, no había escrito la novela para el concurso, sino "de oficio".

Pongo la palabra "fracaso" en el título porque últimamente estoy muy poco inspirado para éstos, y no se me ocurre otra cosa. La verdad es que haber terminado mi primer novela, aunque tenga defectos y cosas que puedan ser mejoradas, es mucho.

Espero poder abordar su relectura para diciembre, cuando me libere de ciertos compromisos y ya no tenga que dar clases. Después tal vez empezaré otra novela. Todavía no sé si será su continuación o si empezaré con las ideas más nuevas que he tenido en estos meses.

¿Mi objetivo? Pues concursos el año que viene. Principalmente el de cierta editorial de nombre mitológico, pero otros que surjan, también. Creo que con la experiencia acumulada en estos años puedo hacer algo mejor todavía. Mejor dicho, estoy seguro de que puedo.

PD: segundo concurso, allá voy!!!

4 comentarios:

oenlao dijo...

estaba pensando en una cooperativa deguinistas. solo estaba pensando en eso.
me parece o estas escribiendo mucho.
este es el segundo mensaje.

oenlao dijo...

de guionistas quise decir.

oenlao dijo...

en verdad mi pensamiento se atasca en somos enemigos los guionistas entre nosotros. peleamos x buenas ideas y pocos lugares como galanes x una chica linda.

Capitán Hidalgo dijo...

Yo creo que no. Ideas hay por todas partes. Pero una cosa es saber encontrarlas/crearlas y otra muy diferente es llevarla realmente a un buen argumento y finalmente a un buen texto.

Grupos de guionistas... pues habrá, asociaciones y eso, como los hay de dibujantes. Pero no creo que trabajen juntos. Escribir, ya de a dos, es algo complicado...