Un poco de sol y un poco de lluvia


Hace casi exactamente un día fallecía mi abuelo, el último que me quedaba.

Generalmente no hablo de mi vida privada ni cuento intimidades, porque creo que los blogs, y particularmente este, no son para eso. Pero bueno, a veces hay excepciones. Hay un tag para "experiencias" y esta ha sido una de las más grandes de los últimos meses.

Está también el hecho de que hay gente, en varias partes del mundo, a las que no he llegado a avisarle, pero sé que leen este blog y se enterarán tarde o temprano. Está el hecho de que necesito escribir, ahora más que nunca (y justamente el lunes había empezado mis vacaciones, con los dedos en llamas, clamando masticar teclas!!!). Está el hecho de que se cierra una etapa de mi vida justo cuando se cerraba otra etapa de mi vida. Está el hecho de que, además de creer en Dios, no creo en coincidencias (dos tipos de creencias diferentes, aunque puedan correr en paralelo).

Afuera llueve; creo que puedo terminar con esto. Hace días que el sol nos estaba achicharrando la cabeza. Transpiré como cerdo el lunes, cuando salí a ver a un amigo que hacía largo rato no veía. Transpiré acarreando los libros que compré alegremente (¿dije que era el primer día de vacaciones?). Transmiré acarreando el tomo ultrapesado de Watchmen que logré comprar, luego de 8 años de deseo y varios meses de ahorro. Un día lleno de cosas positivas, del arranque de una nueva etapa, de acciones creativas y recreativas.

Y luego, hace exactamente un día, esa noticia.

Hoy también fue un día raro, un día tan mixto como las experiencias que corrí yo y mis familiares. Hizo frío, amaneció nublado, salió el sol, se nubló, hubo sol de nuevo, y cuando lo llevábamos al cementerio, nos sorprendió un fuerte chubasco que, intermitentemente, empapó áreas aleatorias de la ciudad, dejando otras completamente secas. No pude dejar de pensar que era una metáfora perfecta. Me encanta buscarlas, pero a veces se te arrojan encima como un chaparrón de ideas.

1 comentario:

Lobo Gris dijo...

El Universo está hechándote encima señales (literalmente). Ahora es cosa de procesarlas con calma y buscarles interpretación.

Mi más sentido pésame por lo de tu abuelo.

Cuando un ciclo se cierra, otro más comienza. Ahora habrá que ver qué es lo que este nuevo ciclo trae consigo.