Tarde de café, con dibujos


Ayer nos juntamos de nuevo con la gente de Pencilvania, a quien hacía rato que no veía (bueno, a Jorge sí).

La buena nueva es que Exequiel, un compañero nuestro que está trabajando fuera de la ciudad, volvía para visitarnos.

Le había pasado un guión corto de 6 páginas para que practicara, que a mí también me sirvió para aprender algunas cosas. Con gran alegría pude ver que ya había resuelto casi dos páginas de una manera muy interesante. Es una lástima que trabaje mucho y que todavía se esté acomodando a su nueva vida, pero pronto ya tendrá todas las herramientas necesarias.

Exe maneja bien la fantasía medieval, como se puede ver en algunos de sus dibujos, y es fana del WOW y juegos de ese tipo.

Más allá de que todavía tiene que aprender a manejar algunas cosas (como todos en el grupo), está poniendo mucho empeño. Me gustó mucho ver que las viñetas eran dinámicas, y que Erien está quedando muy linda, como lo había pensado. Ahora, a ver cómo le queda la magia.

2 comentarios:

oenlao dijo...

muestren

Capitán Hidalgo dijo...

Hasta que no haya escaner, no se puede :D