Rosario Juega Rol 2010 (y III)


Todo concluye al fin, nada puede escapar... Bueno, así dice la canción.

El domingo la cosa tuvo otro ritmo. Llegué más temprano que el sábado, y el cambio era notorio. En general, la asistencia fue un poco mayor, y no se concentró en ningún horario.

El domingo tuvimos a otro invitado, que no pudo llegar el sábado. Se trataba de uno de los Men In Black de Steve Jackson Games, que trajo una tonelada de cosas para mostrar y enviciar. Algunos stands de cambiaron de lugar para mejorar su acceso.

El otro gran cambio fue que sí hubo proyecciones. Y como ya mencioné, hubo un detalle que descuidamos. Gamers 2 dura mucho más que Gamers!!! Sí sí, y no lo habíamos tenido en cuenta. Dispuestos a recuperar lo perdido, pusimos las dos películas una atrás de la otra. Lamentablemente esto quitó gente de las mesas de juegos de rol y de tablero, porque el material era excelente, realmente hilarante, y la sala estaba llena.

Lo que sucedió entonces es que ciertas partidas se demoraron, y los enviciantes juegos de SJG atraparon a muchos hasta horarios que no habíamos planeado. La única charla del día era la de Drake, sobre teoría del rol, la cual atrajo a bastantes personas, sobre todo teniendo en cuenta lo (supuestamente) árido del tema.

Fue una lástima que tuviéramos que redondearla, porque no queríamos excedernos en el horario prefijado con la gente del CMD. De todas maneras, creo que Drake logró tocar varios de los temas más importantes, principalmente una idea general del Big Model (incluyendo datos sobre cómo cambió en el tiempo), qué era una agenda creativa y algunos de los procesos básicos de comunicación dentro de una partida. Todo esto desde un punto de vista analítico, divulgativo, de crítica y no de "evangelización".

¿Y qué venía luego? Los sorteos!!! Una de las principales razones por las cuales queríamos apurar todo: sabíamos que iba a tomar su tiempo, porque había muchos muchos premios, y muchos muchos números dando vuelta.

Otra vez estuve corriendo de acá para allá, entregándolos a los suertudos, para ahorrar tiempo y no tener que esperar que bajaran desde las gradas.




Hubo todo tipo de alegrías y decepciones, particularmente cuando alguien le pifiaba al número por un o dos. Entregamos dados, muchas minis, suplementos, manuales básicos, cuadritos, muñecos, cajas de dados, bolsas de dados, e incluso juegos de tablero completos y de otros tipos. Una vez más, mil gracias a todos los sponsors, que pusieron su granito o puñado de arena.

De más está decir que, atrasados, tuvimos que apurar un poco las despedidas. Habia mucho ánimo de seguir hablando de mil cosas, entre los que se habían conocido allí particularmente. La gente de Paraná (Entre Ríos) nos invitó a su Día del Tentáculo, al cual pensamos asistir religiosamente, no sólo para devolverles el gesto de su visita sino porque nos caen bien y queremos apoyar todo evento de este tipo que se realice en el país.

Entre las últimas fotos y los últimos sorteos (el de los DJs, en donde se usó el viejo método del D20, a ver quién elige primero), vendí también los últimos ejemplares prometidos de Cómo crear un mundo de juego. Empacamos lo que quedaba y, cansadísimos, nos dirigimos a tomar los respectivos colectivos/taxis/autos particulares. Y se terminó... por ahora.

¿Qué más decir? Me encuentro, al contar esto, con que lo que digo tiene menos brillo. No es normal que me suceda eso, se supone que siempre encuentro la manera de que el texto refleje esa vivencia. Creo que me cuesta porque... bueno, no sé por qué. Pero ahí está.

2 comentarios:

Necro dijo...

Buen post! llegué a tu blog de casualidad(y soy de rosario también), ahora me urge exclamar: "LA PUTA MADRE ¡POR QUÉ NUNCA ME ENTERO DE ESTAS COSAS?".
En fin, te agrego a google reader así me entero de la próxima y voy,(¿el año que viene?). salute.

Capitán Hidalgo dijo...

Eso mismo nos preguntamos nosotros. Tenemos blog, tenemos sitio, foro, Facebook y somos un montón, ¿como es que hay gente que sigue sin enterarse?

En fin, yo te recomendaría más bien que pases por el foro y lo tengas vigilado. Ahí es donde se publican las cosas, yo solamente las comento cuando tengo tiempo.