Roleadas


Enero fue un mes de vacaciones, lo cual no me impidió rolear. Y de paso cumplir parcialmente un deseo.

En primer lugar, La Llamada de Cthulhu. Comenzamos una nueva mesa con un DJ ya conocido y confiable. Aunque los jugadores somos un "rejunte" de gente con y sin experiencia, y con variadas experiencias, se nos hizo fácil. Lukas es sincero al hablar de cómo dirige y de cómo busca que juguemos, y eso nos evitó los problemas que casi todos tuvimos al empezar a jugar. Así que estamos ahora en Islandia tratando de averiguar algo sobre un buque perdido... y ya han aparecido cosas raras. En la última partida mi personaje estuvo así de morir, y quieren que les diga la verdad: sabía que él no me iba a salvar, y sabía que si se moría, no me iba a poner triste. Es CoC, y es rol.

Hacía tiempo que no sentía eso: diversión incluso cuando las tiradas eran horrendas. En realidad había jugado bien a mi personaje, así que no tenía nada de qué sentirme arrepentido. Además, sabía que en todo momento él había sido imparcial, no como en otras ocasiones en las que uno juega contra el DJ, o también algo malo, con el DJ. Si tiene que salvarte para que sigas el camino marcado, es tan malo como si quiere matarte para divertirse él.

El estilo de Lukas es simple: díganme qué hacen. Sigue las reglas, pero al igual que yo, aprovecha los huecos en partes del sistema para colar lo que él considera necesario, particularmente darle ritmo a la narración. Lanzar los dados es un proceso rápido. Parte de su estilo es que casi todas las tiradas son ocultas. En todas las partidas que hemos jugado, las únicas que han sido "abiertas" han sido las de disparos y unas pocas más. Esto le añade mucho suspenso a un juego que ya de por sí lo tiene.

Lamentablemente no pudimos jugar todas las semanas seguidas, pero hasta ahora, estamos jugando una semana sí, una no. Lo cual es suficiente: no perdemos vapor ni ritmo. Los jugadores no están faltando salteado, ahora somos 3 y pronto invitaré a alguien que me expresó su interés. Y si no jugamos, no es porque alguien se pinchó con un alfiler: hay excusas válidas, de gente grande. Ya me siento un rolero "maduro" en un grupo que también lo es. Y no costó mucho esfuerzo: solamente paciencia.

Pero decía que había cumplido un deseo... pues es este: jugar La Sombra del Ayer.

Hace tiempo publiqué aquí este deseo, y dio la casualidad de que un amigo mío, con el que empecé a jugar rol hace más de 10 años, lo estaba jugando con otro grupo. Así que quedamos en reunir a lo que quedó de ese viejo grupo (somos 3). Hace ya dos semanas nos sentamos en mi casa (aprovechando que yo tengo impreso el manual), hicimos los personajes y a jugar.

Desde el inicio fue una experiencia diferente, muy interesante. Soy rápido para crear personajes en mi mente, pero aquí tenía otro sistema. Tenía que pensarlo con más detalle, con más cuidado. No tuve tiempo de leer todo el apartado de ambientación, pero antes de que llegaran ellos repasé las razas y regiones.

Comencé con la idea de hacer un maldorense con pocas pulgas: un bribón especializado en sobrevivir a toda costa, particularmente con su astucia y trucos ocultos. Estaría interesado en explorar cierta región olvidada, porque tenía datos de un supuesto tesoro perdido. Había pensado en claves como la del cobarde y la del prestigio, y en secretos como bolsillo oculto y de los contactos.

Pero luego me sedujo el resto de la ambientación. Ser un personaje no humano se me ocurrió mejor dejarlo para otra vez. Me pasó también con los ammenitas y los zaru: aunque prometían mucho, no tenía ganas de ir por ese lado. Por ser mi primera vez y no tener tiempo de leerlo previamente, no quise complicarme con la magia (ya veremos que mi compañero de juegos hizo exactamente lo contrario).

Finalmente me quedé con un guerrero de Khale, que se había quedado sin tribu (Clave del niño perdido). Nevins también busca venganza (otra clave) contra los ammenitas que empujaron a sus parientes a tener que luchar a muerte por sus tierras en la frontera. Así que quiere sangre.

Los pocos miembros de su tribu que no murieron se fueron al Mundo Verde, pero él no pudo seguirlos porque tiene el Secreto del Corazón Lunar (el otro, que no influye por ahora, es el Secreto de la Rama Sanadora). Así que se quedó solo en el mundo, y ahora busca un lugar donde sentir que encaja. Una idea que tiene es convertirse en pirata y asolar las costas de Ammeni, lo cual le permitiría unir ambas claves: venganza y también el sentirse parte de un grupo, incluso líder del mismo.

No me resultó difícil armar las reservas, pero sí me costó elegir las habilidades y asignarles valor. De ser sincero, acostumbrado a otros juegos, me parecían pocas. Uno no ve en ese momento que se supone que puedes hacer cualquier tirada con un porcentaje mínimo de acierto. Hasta que no entras en acción, no te das cuenta de esto.

Una vez pasado este punto, empezamos a jugar. A mi compañero de juegos no le costó mucho hacer su personaje, a pesar de que no sabía nada del juego. Se creó un mago; le gustan los personajes de ese tipo.

No podíamos quedarnos hasta muy tarde así que sabíamos que la partida no sería demasiado larga. Tal vez por eso el inicio tan tradicional no quedó mal: los dos están aquí. Yo, prisionero de un clan de mercenarios, y el otro PJ, alistándose para una prueba de admisión. Él exageró los tantos con demasiada magia, asustando a más de uno. Yo tuve que pelear por mi vida, usando mi lanza; Nevins decidió no matar a su oponente. Usé reservas, las que sumadas a mis buenas tiradas me permitieron incapacitarlo sin herirlo mucho, y ganarme el ingreso al clan.

Liberaros por un tiempo del servicio, nos dirigimos a una taberna bastante animada, llena de genterrata y otras cosas. Ahí, Nevins se dedicó a maldecir a los ammenitas junto con otro mercenario, mientras el otro PJ era causa constante de risa. Un genterrata lo tomó como amigo y a pesar de todos sus insultos e intentos de sacárselo de encima, no podía. Siguió una larga escena cómica, con algunos ribetes de violencia. Finalmente todo se calmó, y empezamos a descubrir que podíamos ganar algo de dinero extra haciendo una misión extraoficial, y además incrementar nuestro naciente prestigio dentro del sindicato criminal.

Así que decidimos encaminarnos al cementerio para investigar. Había movimientos extraños, robos de ciertas tumbas y otras cosas. A poco de ingresar empezaron las tiradas no tan buenas. Eso hizo que nos descubrieran y los primeros sospechosos se fugaran. Al buscarlos casi me como un flechazo; justo a tiempo pude ver a alguien esperando con su arco dispuesto. Siguió una serie de combates en las que yo salí bien parado gracias a buenas tiradas relativamente buenas, pero el otro PJ sufrió daños de consideración, que se fueron acumulando. Yo erré el lanzazo de mi vida con una pifia (estaba arrodillado y de espaldas!!!), pero luego pude salvarlo y seguir adelante.

A todo esto el genterrata amigo del otro PJ regresó y nos ayudó, porque ya no podíamos seguir adelante solos. Yo ya había usado bastante mis reservas, casi siempre en momentos de vida o muerte, así que tenía que dosificarlas mucho. Las curaciones al otro PJ no fueron tan buenas. De todas maneras pudimos regresar con las pruebas suficientes como para inculpar a uno de los líderes del clan, y ganarnos así un lugar importante en el mismo.

La sensación que me dejó el sistema fue muy buena. Rápidamente uno sabe el resultado, incluso jugando con dados d6 convencionales. Al DJ se le hace fácil plantear penalizaciones o bonificaciones. Los dos jugadores hicimos uso de los dados extra que teníamos para prestar, y a pesar de no saber mucho de las reglas, fácilmente las recordamos y comprendimos.

Lo único que me hubiera gustado más es poder jugar más!!! Pero bueno, ya llegará el día de una partida "completa". Por ahora me quedo más que contento.

6 comentarios:

Ezequiel dijo...

Te envidio profundamente. Hace meses que no roleo y en buenos aires no engancho momento. Encima estoy viajando seguido para acá y no me puedo enganchar en ninguna mesa regular.

Torquemada dijo...

Roleros saludos.

Aunque llevo un tiempo siguiendo el blog y el nacimiento de Ergo, debo reconocer que es mi primer comentario, pero esta vez es que me he quedado tan de piedra que no lo he podido evitar.

Por si no te lo ha dicho tu Guardián de los arcanos, esa aventura en busca de un buque perdido que te ha llevado a Reykiavik se llama Odissey y apareció originalmente en la Okgames Magazine, una revista gratuita española.

Da la casualidad que YO SOY EL AUTOR de esa aventura y no sabes la alegría que me ha dado saber que la estáis jugando. Sólo puedo decir una cosa GRACIAS.

Oye ¿podrías ponerme en contacto con tu máster para que me de sus opiniones sobre la aventura?

Ah, y por cierto, suerte con Ergo, el primer producto parece más que interesante, ojalá sea el primero de muchos.

Capitán Hidalgo dijo...

A Ezequiel: para la próxima ya sabemos y vemos si podemos hacer algo con la cajita mágica que trajo Gonzalo. Y si no se puede ver alguna otra opción. Lo que tiene de bueno La Sombra del Ayer es que no necesita mínimo de jugadores, con uno o dos ya se puede jugar.

a Torquemada: Sé qué aventura es, pero por ahora me pareció inapropiado comentarlo porque todavía no la hemos terminado; por eso tampoco dije nada de como casi muere mi personaje... :D Creo que ya falta poco, pero el otro miércoles no pudimos jugar.

Nuestro DJ está en el foro, que no conteste es otra cosa, a veces se cuelga un poco, es un hombre ocupado.

Gracias por el comentario a los dos.

Torquemada dijo...

Malditos sean los foros, los blogs y las dobles personalidades!!!!

¿Eres Nightwalker no?

Jodienda...¿no sería más fácil ponerse el mismo nombre en todos lados y así nos evitáis a los más torpes estas confusiones? XD

Nos vemos por el blog.

Capitán Hidalgo dijo...

Soy NightWalker en tres o cuatro foros, justamente por eso. Pero aquí como mi cuenta de blogger está ligada a una de gmail, todo lo que haga tiene otro nombre :D

Drake dijo...

Wow, que bueno! En especial por el AP de LSDA. Juegazo.