Idiocracy (2005)


La premisa no podría ser más locamente real, ni estar mejor explicada. El mundo se hace idiota porque la gente inteligente medita demasiado al tener hijos, y los más ignorantes heredan la Tierra teniendo, inconcientemente, muchos hijos, uno más tonto que el otro.

También lo podríamos resumir en "Mike Judge (*) ataca de nuevo". Para hacerla corta.

Protagonizada por dos actorazos cómicos como son Luke Wilson (My super ex-girlfriend) y Maya Rudolph (cómo que no ves Saturday Night Live!!!), la película es una mezcla de futuro distópico con comedia y sátira social.

Los dos, en diferencias circunstancias, forman parte de un experimento científico para probar un sistema de hibernación. Pero por circunstancias fuera de su control, el año planeado se convierte en quinientos, despertando en un mundo irrealmente loco, en donde ambos (que fueron elegidos por ser descartables, promedios perfectos, mediocres) son las personas más inteligentes del mundo. A partir de allí, sus intentos por regresar en el tiempo y el absurdo sistema legal los meterán en problemas cada vez mayores.

Al exprimir lentamente el enorme pote de lo más retardado, asqueroso y estúpido de la cultura yanqui, la película se transforma en algo todavía mejor de lo esperado. En un mundo tan estúpido, ¡hasta la idea más absurda es genial! Pero también, lo que ahora es un asomo de idiotez, es retorcido y agrandado hasta un nivel todavía más absurdo.

Idiocracy es un extraño caso de autosabotaje, porque la FOX (cuando no) la tuvo guardada durante casi dos años, para luego, al ser forzada por contrato a pasarla por el cine, solo entregó copias a escasas salas. No hubo promoción en tele, ni trailers, apenas unos posters, nada de nada.

¿La razón? Al ver la película podemos aventurar que se trata del temor a alguna demanda, ya que muchos de los chistes de cultura popular se refieren a nombres de empresas de comidas multinacionales, que son muy similares o iguales (sin ir más lejos, Starbucks es una cadena de prostíbulos!!!). En realidad el tono demasiado ácido y descarnadamente anti-corporaciones (algo ya visto en Office Space, en donde se critica la forma de trabajo de oficina, humillante e inhumano) tal vez hizo que la FOX se molestara, ya que indirectamente, la crítica alcanza también a los medios y a cualquier empresa grande.

¿Una película demasiado inteligente para gente demasiado tonta (me refiero a los ejecutivos de la FOX)? ¿Una película demasiado tonta (y a veces asquerosita) para el público general? No lo sabremos: ni siquiera le mostraron la cinta a los críticos, así que solo se estrenó en pocas ciudades de EEUU. Por suerte, en DVD se la consigue y en Argentina la pasan por cable, así que a verla.

Si eres inteligente, deberías comenzar a tener hijos ahora, a ver si evitamos un futuro así. O tal vez sólo queda demorarlo.


(*) Mike Judge es el creador de Beavis & Butthead (vemos que sabe mucho de idiotez :D), así como de otra serie animada poco convencional: Reyes de la colina. Sin embargo para muchos es el genio detrás de Office Space (acá conocido como Enredos de oficina) una excepcional crítica paródica a las oficinas llenas de pequeños cubículos, jefes idiotas e impresoras que no funcionan.


Dedicado a Rita. Espero que comprenda por qué y que no se enoje :D

1 comentario:

rita dijo...

Lo peor de todo, no es que realmente lo comprendo, sino que no puedo dejar de reirme!!

Solo para mantener la tradición: Te detesto!!!!

(Vi la peli durante el verano en cable y es buenisima^^)