Watchmen (2009)


Sin duda era ésta una de las películas más anticipadas del año, especialmente para los frikis de los comics y los superhéroes. Aunque no muchos han leído el comic (yo, por ejemplo, no lo hice hasta que me enteré de la fecha de salida de la película), sin duda algunos no tan frikis han leído, indirectamente, cosas de él que otros autores han tomado, conciente o inconcientemente, porque se trata de una obra maestra que trajo una revolución dentro del género.

No voy a hacer una reseña de la historia: lean el comic. Para todos lo demás, la trama se centra en un grupo de héroes enmascarados, ya retirados, que se ven envueltos en una complicada cacería cuando uno de ellos es asesinado. Lo que sigue es algo que no solo afecta su presente, sino el futuro de la humanidad (al borde de la guerra nuclear en un 1985 que nunca sucedió, en donde Nixon es presidente y Vietnam fue una victoria estadounidense) y su pasado, al descubrirse cosas que ni ellos mismos quieren descubrir.

Visualmente, la película repite todo lo que tiene el comic, con pocas cosas nuevas. ¿No era lo que todos pedían, una adaptación que no pusiera nada nuevo? Sí, pero como he leído en otra reseña, no será raro que acusen ahora al director de no poner su firma en la película.

En fin, ahí está todo: los trajes, los que no tienen trajes, los cachicaches electrónicos, todo. También está la violencia, porque Watchmen es un comic crudo y duro, en todo sentido de la palabra. Como digo más abajo, estas cuestiones son para rescatar, porque que se plantee una película de este tipo en el restrictivo mercado de EEUU, en donde son escasas las películas con clasificación R, es algo bastante novedoso, casi inédito para una película basada en un comic.

En este sentido, la película es una excelente adaptación, ya que también los actores han sido bien elegidos, son parecidos a los personajes y realizan un muy buen trabajo, reflejando personalidades muy dispares entre sí y a veces totalmente contradictorias.

Sin embargo, en lo visual se acaba todo. Con algo de tiempo para pensar, al ponerme a recordar el comic, empecé a darme cuenta de todos los pequeños detalles que se han perdido: detalles que hacen al todo, detalles importantes aunque parezcan transparentes. Detalles que crean una atmósfera en donde muchas cosas se dicen sutilmente, ni con palabras ni con imágenes. En resumen, partes muy relevantes y cuidadas del comic, que no podían ser transferidas a la película.

Si ya pensaba que Watchmen era muy difícil de pasar fielmente a la pantalla, ahora caigo en cuenta de que ni el mejor director y grupo de realizadores podría haberlo hecho. Es imposible. Es un comic demasiado bueno y demasiado cuidado, medido, trazado con precisión extrema. Su ritmo, particularmente, se destruye al tener que empaquetarlo en las 2 horas 40 minutos de la cinta, algo que ni siquiera se podría solucionar agregando una media hora más de acción.

Lamentablemente, la impresión personal que me dejó fue similar a la de Spiderman: es una película que empieza muy bien, promete y engancha, y en algún punto uno puede ver cómo se cae a pedazos; uno sale del cine enumerando mentalmente todo lo que no le gustó y decepcionado porque la cosa haya caído tanto.

Un punto negativo: la música
Antes de ver la película, leí por ahí en una reseña que el director, tan cacareado, no le "aportaba nada nuevo" a la trama: repetía el guión del comic sin nada más.

Apenas empieza la película, sin embargo, me sorprendió gratamente una cosa: la presentación, que resumía gran parte de la trama previa de los personajes, con un arreglo de música perfecto: "Times are a-changing", de Bob Dylan, hermosa canción de protesta que yo conocí por Pearl Jam. Como dice el título, planteaba todo eso: un cambio no siempre agradable, pero esperanzador, propio de la época dorada de los personajes.

Pensé: "bueno, algo le agregó. La música después de todo es algo que no está en el comic y, bien usada, esto puede quedar muy bueno."

La idea no era mala: tomar canciones muy conocidas de la época para evocarla y meternos en ella sin explicaciones visuales o diálogos. Sin embargo, la aplicación de la idea sí falla, y por mucho.

Más o menos hasta la mitad de la película, la cosa iba bien. Pero en algún punto la cosa se desbarrancaba totalmente. ¿Cuál era el problema? Dos en realidad. Primero, las canciones aparecen en lugares innecesarios, a veces por muy cortos períodos de tiempo, como si tuvieran que tapar un silencio "incómodo". Segundo, las canciones usadas son demasiado populares y marcadas de experiencias que para los espectadores podían ser incorrectas (el problema de usar justamente canciones muy "gastadas" es que cada persona las recuerda por algo diferente). Esto llegaba al colmo como puede verse en esta enumeración: "La cabalgata de las Valkirias" (para Vietnam, no está mal, te retrotrae a Apocalipsis Now), el "Halelluya" de Shrek (no la misma versión, pero uno se acuerda ya que es una película MUY conocida, y no tiene que ver en una escena de sexo!!!), "All along the Watchtowers" (antes de una escena de acción, totalmente descolgada, GALACTICA!!!!) y finalmente parte del Requiem de Mozart (pocos segundos, desubicados en una escena que no lo ameritaba, y para colmo, toda la música anterior era de un siglo totalmente diferente!!!). La pregunta es, ¿dónde quedó esa musiquita misteriosa del trailer? ¿Por qué no usaron más de ese tipo de música "normal" para las escenas de acción y demás? Por otra parte, me resisto a creer que las décadas del 70 y 80 no hayan sacado canciones mucho más pegajosas y acordes para escenas de acción, sexo y misterio. Hay muchas cosas muy "fumadas" de la época que podrían haber quedado mucho mejor.

En resumen, me gustó que la película tuviera un tono ochentoso en la música de fondo, como lo que se escucha en la calle, etc. etc. Pero en algún punto la idea se cayó por las escaleras y terminaron metiendo canciones de cualquier tipo en cualquier lugar. Con un poco más de música "de acción" del tipo que se compone para estas películas, hubiera quedado mejor. Pero al final la cosa me chocaba demasiado. El punto principal es una palabra: innecesario.



Otro punto negativo: el cambio del final y las subtramas
Sin tirar spoiler, cualquiera que haya leído el comic sabrá que hay una subtrama que no podía ser pasada al cine a cambio de hacer que la película durara 4 horas y desorientando mucho a los espectadores. Esta subtrama se sacó sin mucho problema, porque no está muy atada a la historia principal (yo todavía me discuto si estuvo mal o no ponerla en el comic, pero eso es cosa del autor que la consideró necesaria).

En fin, que había que cambiar un detalle del final, por diversas razones. Pero ese detalle lo cambiaron por otro que no tenía nada que ver, y que deja a la película medio tirando de los pelos. Creo que no se esforzaron lo suficiente para encontrar un detalle más logrado, que reemplazara al final del comic de una manera más fiel y creíble. Algo que yo imaginé, sin que me pagaran, en unos minutos; ¿por qué alguien a quien le pagan miles de dólares no lo hizo? Misterios de Hollywood.



Conclusión

En pocas palabras, podemos decir que esta adaptación podría haber sido mucho, mucho peor, pero también, que no podía ser mejor. Meter semejante obra maestra en un formato totalmente diferente era una tarea titánica. Me quedo con la crítica que hizo mi compañero René, ya que coincido totalmente con su análisis.

¿Qué deja de bueno Watchmen? No es LA película del año, de ningún género. Pero lo que rescato es esto: se ha hecho una película de un comic de superhéroes que es para adultos, con mucha violencia y hasta sexo. Algo totalmente inédito, pero siguiendo la tradición de 300. El día de mañana, que este tipo de proyectos se hagan y tengan éxito puede abrir la puerta (obviamente respaldado por obras de arte como Batman Begins y Dark Knigth) para que hayan más y mejores adaptaciones, tal vez no de obras en sí, sino de personajes que tienen gran potencial. Espero sinceramente que esta nueva corriente de películas siga trayendo algo de aire fresco a esa heladera defectuosa que es actualmente Hollywood, en donde nadie sabe si eso que estamos comiendo es nuevo, viejo o está podrido.


AGREGADO 21/03/08: René ha puesto otra entrada en su blog, sobre la película, que me parece muy pertinente; pueden leerlo aquí.

En respuesta a los comentarios de Dogui, el tema de considerar o no una película como algo diferente y separado del libro es algo que depende de las intensiones de cada uno. Ayer volví a ver Bladerunner (el Final Cut, de 2007, que comentaré luego), y me quedé pensando en esto; ahora se suma lo que dice John Wick en este video mencionado por René.

Por ejemplo, leía que Phil Dick veía a Bladerunner (al menos lo que pudo ver de la película y el guión que le enviaron) como una cosa que complementaba su novela. La trama en sí no tiene mucho que ver. Pero sí el ambiente general, y la película no era una copia lobotomizada ni demasiado fiel. Viendo que Ridley Scott dice que es su película más personal, creo que supo elegir un guión que no contaba lo mismo, exactamente, pero a lo que quitaba (como ciertos temas bien dickianos), le agregaba otras cosas igualmente valiosas y pertinentes. Como consecuencia tenemos una reinterpretación, más que una traducción.

Otro caso famoso es el de 2001: la película es muy diferente a la novela en diversas cuestiones, y lo que le agregó visual y musicalmente Stanley Kubrik tiene su razón de ser, es decir, no es cosa de mala edición, recorte de presupuesto, manos de la productora o cosas así. Se logra un producto realmente diferente, que si plantea un cambios en la trama, personajes, etc., lo hace desde una reconstrucción de los elementos del original, bien comprendidos y filtrados.

Tampoco hay nada malo en intentar una traducción directa, y muchas películas lo han logrado bastante bien: no he visto muchas quejas con la saga de Harry Potter, y las de El Señor de los Anillos es un producto bastante logrado (si falla, lo hace en cosas que son muy difíciles, casi imposibles, de transmitir en una cinta, como pasó con Watchmen).

Como dice Wick, y yo ya coincidí con él antes de escucharlo, es que era extremadamente difícil traducir Watchmen. Pero Snyder podría haber logrado un mejor resultado, posiblemente con un mejor guión que no cambie las cosas porque sí. Coincido de lleno con lo que plantea Wick: no había que usar cables ni escenas de pelea a lo Matrix, y ciertas escenas no logran ni de casualidad comunicar lo que deberían comunicar. Sin embargo esas escenas sí lo logran en el comic, ¿por qué será? Y el cambio del final, como ya dije, me pareció que no era meritorio.

Mi postura es: o traducción o adaptación; o paso de un medio a otro, o reinterpretación. Las dos cosas son diferentes, difíciles pero valederas, y dependen también de cuestiones de mercado y de libertad artística de los realizadores de la película (con mucho los que suelen estar más atados de manos por las productoras).

A la vista de estas reflexiones, creo que Watchmen falla justamente por quedarse en el medio: empieza siendo una traducción, y lo logra, pero de pronto, al acumularse cambios sin rumbo fijo y algunos errores artísticos, pasa a ser una reinterpretación. Falla en las dos por quedarse en el medio, y por eso me quedó una sensación tan agridulce.

5 comentarios:

Dogui dijo...

"Es imposible. Es un comic demasiado bueno y demasiado cuidado, medido, trazado con precisión extrema. Su ritmo, particularmente, se destruye al tener que empaquetarlo en las 2 horas 40 minutos de la cinta, algo que ni siquiera se podría solucionar agregando una media hora más de acción."

Cada día entiendo menos esta extraña costumbre de comparar diferentes medios. Son diferentes, y no hay forma de traducir fielmente absolutamente nada. Son solo aproximaciones. Y es mucho más divertido considerarlas como obras separadas, siempre.

Por cierto, la música me pareció lo mejor de la película. La mezcla extraña se adapta increíblemente a la extraña línea temporal que la historia cuenta.

Dogui dijo...

Y no, no "es inevitable no compararla con la historieta".

Simplemente no se hace y punto.

René López Villamar dijo...

Casi de acuerdo con todo, salvo por lo de "yo todavía me discuto si estuvo mal o no ponerla en el comic, pero eso es cosa del autor que la consideró necesaria". El cómic es perfecto. No se le puso mal nada. :P

A mi también la música me parece espantosa, aunque todas las canciones me gustan, así que creo que me compraré el soundtrack.

El final... el problema no es tanto en el cambio sino en que al cambiarlo cambió por completo el significado. Digo, le fue mejor que a V for Vendetta, pero aún así le dio en la madre al significado original. (Y en ese final pitero, en la música, es donde se ve el sello del director).

Lobo Gris dijo...

Por algo el mismo Alan Moore dijo "este comic fue específicamente diseñado para lograr con éste medio algo que no sería posible lograr con ningún otro".

Capitán Hidalgo dijo...

Creo que todos van a hacer la comparación. Yo la hago porque me puse a leer el comic solo para compararlo con la película :D bueno no tanto, pero creo que hay mejores y peores adaptaciones, y además de ver el "original", quería ver hasta qué punto se podía pasar esa experiencia a una película.

Lo que critico es que lo nuevo que aporta la película no es nada "bueno", porque estaba totalmente dispuesto a ver algo diferente pero que me trajera una sensación buena, aunque tampoco esperaba que me diera la misma exacta impresión que el comic (que es imposible).

Lo de la música: las canciones eran buenas, pero meterlas en ciertas partes no era bueno. como dice René, no estaría mal comprarse la banda de sonido, pero se podrían haber elegido canciones que pegaran más y algunas veces ni siquiera ponerlas, porque a veces duran 5 segundos y se cortan.

Sobre la subtrama: el autor la resolvió bien, pero a veces creo que está en el límite de dar lo suficiente como para justificar el esfuerzo del lector. Es decir, si hablamos de economía de recursos, creo que da una ganancia escasa, aunque por otra parte no se puede medir en números lo que dice, al final, todo el evento.

Y el final... como lo dijiste, René, cambia demasiado todo por un "detalle".

Sí, son dos obras totalmente diferentes, pero una mucho mejor que la otra. Yo esperaba que la película de alguna manera, si no alcanzaba el nivel de calidad del comic (siendo otro medio), al menos se acercara. Y como dije, me pareció una película que se desbarranca.